Impacto en el Asfalto

Fashion, attitude, positive things, inspiration, love. Things that I love
I admit, I was afraid to love. Not just love, but to love her. For she was a stunning mystery. She carried things deep inside her that no one has yet to understand, and I, I was afraid to fail, like the others. She was the ocean and i was just a boy who loved the waves but was completely terrified to swim.

I admit, I was afraid to love. Not just love, but to love her. For she was a stunning mystery. She carried things deep inside her that no one has yet to understand, and I, I was afraid to fail, like the others. She was the ocean and i was just a boy who loved the waves but was completely terrified to swim.

Salir a encontrarnos. A encontrarte y perdernos. Perder la noción del tiempo, perder al mundo y perder la consciencia y la conciencia. Perder el sentido y sentir más que nunca, mejor que nunca. Que perdida contigo es donde y como mejor me encuentro. Como mejor me siento, como mejor te siento

Salir a encontrarnos. A encontrarte y perdernos. 
Perder la noción del tiempo, perder al mundo y perder la consciencia y la conciencia. 
Perder el sentido y sentir más que nunca, mejor que nunca. 
Que perdida contigo es donde y como mejor me encuentro. 
Como mejor me siento, como mejor te siento

Empecemos la nuestra. 

Empecemos la nuestra. 

Todas las cosas que no te he dicho pero que tú ya sabes. 
Sientes lo mismo. El temblor, los nervios, el fuego.
El roce que arde, la mirada que habla, la voz que grita. 
Tu nombre.
Un ‘joder’ en susurro, al oído. Mientras me aprietas las manos. 
Y te vas. Pero sigues aquí, conmigo. Un poco más mío. Un poco más tuya. Un poco más nuestro.

Todas las cosas que no te he dicho pero que tú ya sabes.
Sientes lo mismo. El temblor, los nervios, el fuego.
El roce que arde, la mirada que habla, la voz que grita.
Tu nombre.
Un ‘joder’ en susurro, al oído. Mientras me aprietas las manos.
Y te vas. Pero sigues aquí, conmigo. Un poco más mío. Un poco más tuya. Un poco más nuestro.

Si me dan a elegir, elijo tus manos pasando por mi espalda, tus dedos buscando mis recovecos, tu boca recorriendo mi cuerpo, de arriba abajo, de abajo arriba. Elijo tu fuerza bruta, tus mordiscos, tus ganas de domarme y tus visitas a deshoras. Elijo tus ataques de pasión y tus disparos en mis puntos flacos. Si me dan elegir, elijo que empecemos haciendo el amor y acabemos follando. Que empieces follando y acabes amándome.

Si me dan a elegir, elijo tus manos pasando por mi espalda, tus dedos buscando mis recovecos, tu boca recorriendo mi cuerpo, de arriba abajo, de abajo arriba. Elijo tu fuerza bruta, tus mordiscos, tus ganas de domarme y tus visitas a deshoras. Elijo tus ataques de pasión y tus disparos en mis puntos flacos. Si me dan elegir, elijo que empecemos haciendo el amor y acabemos follando. Que empieces follando y acabes amándome.

Si quieres…
Te pido una cita, te recojo y vamos a cenar. Damos un paseo, te rozo la mano y se entrelazan los dedos. El pulso a 1000rpm, la piel de gallina, la sonrisa en los labios, el brillo en los ojos. Mirándote a los ojos confieso que la he dejado, a ella y a todas. Y grito ‘quiero estar contigo’. 
Si quieres… Seguimos jugando al perro y al gato. 
Si quieres… Te miento.

Si quieres…
Te pido una cita, te recojo y vamos a cenar. Damos un paseo, te rozo la mano y se entrelazan los dedos. El pulso a 1000rpm, la piel de gallina, la sonrisa en los labios, el brillo en los ojos. Mirándote a los ojos confieso que la he dejado, a ella y a todas. Y grito ‘quiero estar contigo’.
Si quieres… Seguimos jugando al perro y al gato.
Si quieres… Te miento.

A tus manos les falta mis piernas. A mis piernas les falta tus manos. Que se acaricien, se recorran, se pongan. Hasta llegar a mi centro. Despertar los instintos.A tus brazos les falta mis mordiscos y a tu espalda mis arañazos. A mi boca, la tuya. A los dos el roce que nos enciende y nos hace perder el control, las maneras, la decencia. Hasta arder. Y ardemos.Yo, mientras faltas, sigo durmiendo con TU camisa. 

A tus manos les falta mis piernas. A mis piernas les falta tus manos. Que se acaricien, se recorran, se pongan. Hasta llegar a mi centro. Despertar los instintos.
A tus brazos les falta mis mordiscos y a tu espalda mis arañazos. A mi boca, la tuya. A los dos el roce que nos enciende y nos hace perder el control, las maneras, la decencia. Hasta arder. Y ardemos.
Yo, mientras faltas, sigo durmiendo con TU camisa.